Agricultura Destacado 

LAS EXPECTATIVAS DEL SECTOR PRODUCTIVO PARA ESTE AÑO

La opinión de todo el arco productivo chaqueño a través del Grupo Agroperfiles, muestras cuales son las expectativas para este año. El sector productivo chaqueño tiene con grandes expectativas para el 2018, aunque en determinadas zonas están desmotivados y requieren que se tomen decisiones políticas que alienten al sector.

Todas las opiniones apuntan a que se puede mejorar la productividad y calidad, con la apertura de nuevos mercados. Pero remarcan el necesario acompañamiento a toda la cadena productiva tanto forestal,  agrícola como ganadera, y pensando en dejar valor agregado.

“En función a lo privado hay muchas expectativas, creo que puede ser un año positivo para las ventas”, dice Roberto Nardelli.

Por su parte el ingeniero Mariano González sostiene que es necesario inversión fuertemente en  proyectos, considera que es la  clave para salir adelante, que cada región sabe cuál es su economía funcional y que más que proyectos se necesitan inversiones (valor agregado, ganadería, energías, fortalecer las economías regionales).

“Como siempre, dependemos de las lluvias, la primavera seca afecto la ganadería, es muy probable que los índices de preñez estén por debajo de lo normal, y en invernada la ganancia de kilos por hectárea  será muy inferior. En agricultura se están viendo rindes de girasol muy errático pero mejor a los del año pasado. La incógnita está en los cultivos de soja y maíz, dependemos del clima. Respecto a los precios ganaderos son muy buenos; los agrícolas son razonables en la medida que no se siga atrasando el tipo de cambio, los impuestos y la burocracia son el cáncer. Por eso tener créditos a largo plazo ajustados al valor de la producción sería muy reactivante”, opina Miguel Rodríguez.

Darío Poliszuk considera que las expectativas están muy condicionadas a las decisiones políticas (nacionales y provinciales).

Roberto Polich sostiene que el sector viene complicado principalmente en lo que refiere a costos y las condiciones climáticas. “Se viene un año muy delicado, principalmente para los medianos productores habrá que trabajar y mucho con el gobierno provincial y nacional”.

En tanto que José Boczar piensa  en función de lo ocurrido, y en lo que respecta al campo, buen clima y precio suficiente. Considera necesario que  gobierno no presione con impuesto, las industrias fuertes que son la base de ayuda del gobierno provincial. En cuanto a los proyectos para invertir sostiene que estos dependen de las infraestructuras para vende como puertos, calados profundos y políticas de intercambio regional.

“Cualquier industria de hoy al igual que el campo es a base de tecnología, y casi nada de mano de obra, y esto es aquí y en cualquier parte del mundo. Y  en el supuesto caso que se elimine todo gasto público en el chaco no ayuda ni mejora  la actividad agropecuaria. El grueso del gasto público se sostiene con  transferencias de la Nación, estamos empatanado, si vemos Brasil resolvió el tema textil con mil productores. Las decisiones del Ministerio de la Producción e industria, siempre provienen de la actividad privada, es lo que yo veo, pero es muy poco lo que pueden hacer, lo más serio seria  sacar Rentas, y controles intrascendentes que no encaminan la actividad primaria e industrial”, opinó.

Ovidio Eceisa piensa que en términos  generales se requieren políticas para  comercialización directa de los productores con países linderos, y desmonopolizar el comercio internacional.

Héctor Capitanich comentó que en  35 años en la actividad “siempre pasa lo mismo,  la historia se repite, vivimos reclamando el pasado, particularmente pienso que: no quiero que me vendan futuro, ni pasado, simplemente que sea el presente, concreto”.

Sin embargo, Eduardo Trangoni cree que se debe empezar a ver los proyectos de años anteriores, mirar un poco el mapa de la nuestra provincia, para darse cuenta de que “uniendo y limpiando los cauces de los ríos, lagunas, esteros y el agua sola ingresa cuando desborda el Bermejo  y empezar a hablar en retener el agua”.

Para Carlos Galich la próxima campaña estará sujeta a las lluvias y rindes de los cultivos con pérdida de competitividad por los costos altos en pesos.

 

Temas relacionados

Leave a Comment