EL ALGODON, NO ES UN JUEGO DE TRUCO Por Hipólito Ruiz

No sirve de mucho mentir. La máscara se cae al corto plazo y perjudica en forma generalizada. El algodón, no es un juego como el del truco, comienza diciendo en su columna de opinión del suplemento RURAL de NORTE, el periodista Hipólito Ruiz, en una mirada crítica hacia lo que hoy implica el textil para la provincia que ostentó ser la principal productora.Ver http://www.diarionorte.com/article/144771/el-algodon-no-es-un-juego-de-truco

 

Las estimaciones de siembra, que se manejan y publicadas en este suplemento NORTE RURAL, difieren entre datos de la Nación, el sector privado y el oficial.
Es que el índice de distribución de los recursos del Fondo Algodonero da pie para que cada provincia productora diga sus números en cuanto a cantidad de hectáreas implantadas y estimación de siembra.

Hay que decir que en el Chaco, el gobierno ya adelantó en forma de subsidio- la asistencia para la siembra. Pero hay problemas muy puntuales que resolver y ese sigue siendo como el juego de las escondidas, y por si fuera poco, como en el truco, algunos se acostumbraron a cantar cartas que no tienen.
Cultivo social, ¿recuerdo del pasado?

En una carta enviada para esta columna, un técnico y asesor de temas agropecuarios Miguel Ángel López, dice que cambiaron los tiempos y el algodón que era el movilizador de la mano de obra en nuestra provincia, sufrió importantes transformaciones y dejó de serlo. Cambió todo, la capacidad de las desmotadoras, los sistemas de limpieza, la manera de transportarlo, la descarga en las desmotadoras, la manera de almacenarlo, la manera de cosecharlo, las variedades, la genética, las plagas, los agroquímicos, el trabajo de la tierra.

Es por todo esto que no se puede seguir dando soluciones viejas a problemas nuevos, no podemos seguir viendo al cultivo, como una alternativa para los pequeños productores, hoy si analizamos solamente el picudo, vemos que son necesarias alrededor de 20 pulverizaciones con insecticidas en su mayoría fosforados, el productor chico no tiene los recursos para comprar estos agroquímicos, y si lo hiciera, no tiene equipos de pulverización seguros para aplicarlos. Se produciría un envenenamiento por el mal uso y aplicación de los mismos, que puede hacer una pulverizadora de tres puntos?, contra un mosquito de última generación.

Los campos llegan a cosecha con una alta densidad de agroquímicos, no podemos dejar que en esas condiciones se coseche a mano. En definitiva seguir con las mismas soluciones, constituyen un paliativo para que los colonos chicos sigan en sus campos, pero con una economía insostenible. Hay que ponerse a trabajar con ellos, en otro tipo de soluciones, buscar alternativas en otros cultivos, también intensivos, que permitan al productor poder vivir de ellos. Hay que sentarse con ellos y llegar a soluciones técnicas que transformen lo que se hizo siempre, estudiar su economía y junto a ellos encontrar otras soluciones. Con los mismos recursos que se están por dar, se pueden hacer otras cosas que se adapten a los nuevos tiempos. El algodón como cultivo social es solo un recuerdo del pasado.

Esperan aprobación del BGIIRRFlex

Para el 2017, y contrariamente a lo que se viene marcando como un retroceso algodonero, la flamante dueña de Genética Mandiyu, Gensus S.A. que tiene su planta y laboratorio de semillas en Avia Terai, espera la aprobación de un nuevo evento genético: el denominado BGIIRR Flex, que tiene resistencia a insectos con amplio espectro.

¿Habrá planes de investigación genética que hayan quedado pendientes de Monsanto Momento a seguir?, le preguntó oportunamente NORTE a Pablo Vaquero, presidente de Gensus S.A. La respuesta es clara: “Gensus asumió el compromiso de continuar con los convenios existentes con INTA pero creemos que hay mucho más para hacer en este sentido. El INTA ha estado trabajando durante muchas décadas y ha demostrado cuánto puede aportar a la mejora del cultivo. Desde nuestro lado vamos a unirnos a todo proyecto donde podamos aportar y en este aspecto vamos a trabajar para lanzar nuevas tecnologías en semillas”.

“Por lo pronto, el próximo año esperamos la desregulación y aprobación comercial del evento biotecnológico BGIIRR Flex. Con esta nueva tecnología estaremos en condiciones de ofrecer al productor variedades de algodón con nuevas resistencias a insectos lepidópteros y una ventana de aplicación de Round up más amplia que la actual”.

Acerca del autor

AGROPERFILES es el primer sitio digital de noticias del Chaco del sector agrícola, ganadero y forestal. Contamos con un equipo de periodistas de primer nivel y de consultores del sector para que ud esté informado.

Publicaciones relacionadas

2 Comentarios

  1. Luciano R Fabris

    Muy buen artículo sobre el algodón, se supero las cuestión social, hay que buscar otros “destinos” a los agricultores que hacían algodón. Rino Fabris

    Responder
  2. Luis

    Lamentablemente la problemática del algodón es mucho más amplia, buscan quedarse con la renta de productor llámese desmotadoras, textiles, corredores. Que se acentuo mas estos últimos años

    Responder

Escribir tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *