Agricultura 

EL COVID-19 SE LLEVO LA VIDA DE CARLOS CASAMIQUELA

“Con profundo pesar y enorme tristeza lamentamos informar que hoy [por ayer] falleció Carlos Casamiquela, quien fuera presidente de INTA, vicepresidente de Senasa y ministro de Agricultura. Lo abrazamos en silencio y acompañamos a su familia en este difícil momento”, fue el comunicado oficial del INTA a través de su cuenta de Twitter.

Carlos Casamiquela, ex ministro de Agricultura de la Nación, falleció como consecuencia el coronavirus, a los 72 años de vida.

Productores agropecuarios de distintos puntos del norte argentino compartieron ayer a Agroperfiles su reconocimiento a quien en vida dejó una imagen de diálogo y de gestión no solo cuando ejerció el cargo ministerial sino también a través de su relación directa con el INTA.

“Un honor haberte conocido. Descansa ahora en paz, querido Carlos Casamiquela”, escribió Diana Piedra, directora del Centro Regional Chaco-Formosa y compartió una fotografía de archivo. Miguel Rodriguez, productor ganadero de Avia Terai, dijo que “es una gran pérdida para el sector productivo, un excelente profesional que le ha hecho muy bien al sector productivo”.

Según un reporte publicado por el diario La Nación, nacido en Viedma, Río Negro, Casamiquela llegó a ministro de Agricultura luego de una amplia trayectoria en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), organismo del cual fue presidente antes de ser ministro, entre 2009 y 2013. En noviembre de ese último año asumió como ministro de Agricultura en reemplazo de Norberto Yauhar y estuvo hasta diciembre de 2015. Casamiquela también fue vicepresidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) entre 2003 y hasta que pasó a ser presidente del INTA.

Se había recibido de ingeniero agrónomo en la Universidad de La Plata y era diplomado en Desarrollo Económico Local de la Universidad Nacional de San Martín y la Universidad Autónoma de Madrid.

En el INTA había acumulado una amplia trayectoria tras ingresar en 1974. En el organismo técnico se desempeñó como director del INTA Alto Valle del Río Negro y director del Centro Regional Patagonia Norte (Neuquén).

Tenía un perfil técnico que lo llevó a ser reconocido por eso en el sector. El INTA lo recordó en un comunicado destacando que “dejó una huella imborrable, no solo por su honestidad personal e intelectual, sino por la impronta que dejó en el organismo durante los cuatro años en los que ejerció la presidencia. El valor agregado en origen, la innovación tecnológica, la soberanía alimentaria, la equidad social y especialmente la proyección internacional fueron los ejes reconocidos de su gestión”.

“Al frente del INTA, con una mirada profunda sobre la articulación de los diversos actores del Estado y los organismos privados, Casamiquela mantuvo su vocación de promover el desarrollo integral del sector, para aumentar la competitividad de manera sustentable. También impulsó la capacitación y promoción del personal joven. La importancia de la regionalización y descentralización de los organismos públicos”, agregó el organismo.

Durante su mandato en el INTA, el instituto tuvo desarrollos como “la secuenciación de los genomas de la papa, el tomate, moha, trigo, girasol -entre otros- hasta la primera ternada clonada bitransgénica del mundo, Rosita Isa, pasando por la vacuna Bio Jaja contra el complejo tristeza bovina, la recuperación del memoria institucional durante la década del 70 y el desarrollo de maquinaria para pequeños productores -Javiyú, Cañera, Reconquista, La Lola”.

Como ministro ocupó el cargo en un momento de tensión entre el gobierno de la expresidenta y el campo debido, entre otros factores, a las trabas para exportar y los cupos que ya venía aplicando el entonces gobierno nacional.

Temas relacionados

Leave a Comment