7 diciembre, 2021

ROMPIENDO MOLDES, FUERTE, NACE EL ALGODÓN

Luego de la lluvia del fin de semana, rompiendo el suelo, emerge la primera señal de una planta que está pensada en dar el blanco fruto que tendrá por destino una desmotadora, se hará hilo, y luego se convertirá en una chomba, o en alguna otra prenda de vestir.

Es el algodón, del cual muchos poetas y músicos compositores hablaron. Ya sin el cosechero humano, pero con un fuerte impacto en la cantidad de puestos de trabajo que genera la actividad, así nace el algodón en un lote ubicado en la provincia del Chaco.

“La variedad es Guazuncho 4 INTA BGRR”, dice el ingeniero Federico Pochat, del laboratorio de Gensus, al mostrar esta extraordinaria foto de portada.

También Sergio Dosplaff de la zona de Charata muestra una fotografía del algodón emergiendo en su campo, luego de pasar por dos lluvias de consideración: “Miren, esto es algodón, si fuera soja, esa planta estaría muerta”, dice, y no duda en decir: “el algodón es guapo y empuja”.

Lo mismo Denis Konsimal, en la zona sur de Sáenz Peña: “Changos, que fuerte que es el algodón, qué guapo, que noble…se la banca a la seca y al humedad, ojalá este sea un gran año”, dice.

“Aquí, en el sur, el algodón también mi bandera”, comenta desde Venados Grandes el productor Leonel Graff, y muestra un lote donde se ve que nace un líneo de algodón.

Es tan fuerte el algodón, que la sonda Chang’e 4, hace se posó en la cara oculta lunar, llevó consigo semillas de algodón, colza, patatas y arabidopsis (una planta modelo para experimentos), así como huevos de mosca de la fruta y algunas levaduras, con el objetivo de poder crear una «minibiosfera simple», según la agencia estatal de noticias Xinhua.

Las imágenes enviadas por la Chang’e 4 mostraron un brote de algodón que había crecido con éxito, la única semilla que ha conseguido germinar hasta ahora. Si bien a las pocas semanas, y debido a las excesivas temperaturas bajo cero, no pudo completar su desarrollo, pero fue la única semilla que mostró enfrentar la adversidad.

Ese es el algodón. Ese cultivo es la bandera del Chaco que quiere progresar y desarrollarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *