El gobierno del Chaco junto a las entidades que forman parte de la Comisión de Emergencia Agropecuaria, evaluó el estado de situación de las actividades productivas primarias tanto agrícolas como ganaderas,

“Respecto a la declaración de emergencia se va a realizar, el miércoles próximo se definirá la implementación de la misma”, indicó a Agroperfiles a la salida de dicha reunión el presidente de Fechasoru, Daniel Fontana . 

Explicó que en principio todo lo que sea ganadería se declararía en forma inmediata y en agricultura se evaluara por departamentos y dentro de los mismos las zonas con pérdidas de cultivos.

Dijo que según un informe presentado en la reunión por la subsecretaría  de Agricultura hay pérdidas,  en total hoy 6000 hectáreas a nivel provincia. Y aproximadamente un 25 % de las hectáreas agrícolas de la provincia están con un fuerte stress hídrico que puede avanzar hacia una pérdida total o no dependiendo de cómo evolucionen las lluvias

En la reunión, el gobernador Capitanich junto a representantes ganaderos, agropecuarios y de diversos organismos estatales, analizaron la situación del sector, gravemente afectado por la ola de calor y la falta de lluvias. Definirán un esquema de compensación y apoyo económico.

SE REDACTARÁ UN DOCUMENTO

Según informó prensa oficial de la gobernación del Chaco, el mandatario adelantó que se redactará un documento minucioso que no perjudique a quienes puedan acceder a créditos. “El miércoles estaría el instrumento definitivo, diferenciando las condiciones de producción agrícola y producción ganadera”, indicó.

La emergencia, focalizada por tipo de práctica, contemplará sistemas de reparación, compensación y financiamiento. “Estamos analizando una emergencia en el momento que se produce, no de 30 a 60 días después, entonces esto nos permitirá ver con mayor precisión, cómo se comporta el clima y los niveles de afectación”, señaló.

 LA GANADERIA, MUY AFECTADA

En tanto que la mayor afectación se encuentra sobre la superficie ganadera con un estimado de acuerdo al reporte de SENASA de aproximadamente 2.204.000 cabezas. “Es importante remarcar que hemos tenido incendios con afectación de alambrado, pasturas, eso perjudica notoriamente a pequeños y medianos productores”, agregó.

 La subsecretaria de Agricultura Flavia Francescutti, explicó que se le informó a la comisión, las perspectivas de la campaña en curso. “Es una campaña muy difícil, el algodón y la soja, iniciaron con perspectivas positivas por eso la gran superficie sembrada; y luego se dio esta situación. Hacia adelante lo que vemos es que necesitamos un poco más de evaluación del sistema. La ganadería es uno de los sectores más afectados por la sequía y las altas temperaturas. En lo agrícola hay diferencias, hay zonas muy afectadas y otros productores en mejor situación”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.