Agricultura Principal 

SEMBRAR Y ESPERAR

La decisión y la persistencia de un joven productor de la zona de Las Breñas, Chaco, que apuesta a la alfalfa, pretende marcar el rumbo en estos días en los cuales el clima define cada cultivo.

Germán Sanko, de Colonia Necochea, en un lote donde no hace mucho cayeron 200 milímetros de lluvia, sembró alfalfa.

“Está naciendo casi todo”, cuenta a Agroperfiles. Si todo marcha bien, dentro de tres meses y medio estará listo el lote para cortarla.

ATAQUE DE PULGONES

En estos días se dio un fuerte ataque de pulgones, pero a raíz de la falta de piso (producto de la lluvia inicial) se hundió el mosquito con el cual había comenzado a aplicar insecticidas “y rompimos todo el campo intentando sacarlo”, dijo

“La mayoría de los lotes ya tuve que fumigar con avión”, comentó. “Y ahora tiene plaga de nuevo… Ese lote ya estaba surqueando. Y estaba atacado”, lamentó.

No dudó en decir que “es fácil combatirlos. Lo difícil es conseguir un mosquito con el tanque limpio”, en alusión a la clásica frase que “puede que sea peor el remedio que la enfermedad”.

“NO ES UNA JOYITA VERDE”

No es que sea una joyita verde, no todo es rentabilidad, pero, cuando se hacen las cosas bien con asesoramiento técnico adecuado, es rentable a la hora de ver que la superficie de siembra un productor de alfalfa de cien tareas es un productor muy grande, y hoy un productor de soja de cien hectáreas supongo que sí le llego una campaña mala como la pasada ya habrá vendido un vehículo para para cubrir la cuenta y si no, finaliza vendiendo el campo y el alfalfa tiene otros resultados”, reflexionó.

Sanko dijo que la siembra de alfalfa es caro, pero una vez hecho el proceso, es rentable y si cuidamos la producción, hay margen, y además se cuenta con un menú de opciones  interesantes”, agrega, y destaca el rol que cumplen las mujeres rurales en esta tarea.

Temas relacionados

Leave a Comment