PICUDO: EL EQUILIBRIO QUE DEBE BUSCARSE

La destrucción de rastrojo, es un tema que ocupa a algunos y preocupa a otros. Es clave, todos los saben, y es necesario establecer algunas pautas. Por tal motivo, buscamos la opinión de una joven productora algodonera que trata de equilibrar su actividad entre lo que sabe hacer por una cuestión cultural, y lo que sabe por conocimiento técnico, dado que es ingeniera agrónoma. AGROPERFILES entrevistó a Alicia Rodich de Las Garcitas, sobre este tema.


Al destruir los rastrojos del algodón al día siguiente de cosechar el último capullo se evita la multiplicación y dispersión del picudo del algodonero, insecto que aprovecha los restos del cultivo para alimentarse, esconderse y sobrevivir hasta la próxima campaña algodonera, comienza diciendo.

La práctica de destrucción de rastrojos de algodón permite que en la próxima campaña se realice un menor número de aplicaciones de insecticidas, con lo que se estará: protegiendo al cultivo nuevo, aumentando los rendimientos y calidad del algodón, y ahorrando dinero, dice.

ACCION INDISPENSABLE

La familia Rodich, en su predio de Las Garcitas, en un montículo de algodón recién cosechado.

La destrucción de restos de algodón es indispensable para controlar al picudo y a otras plagas como la Helicoverpa armígera y la broca, porque de esta manera se les quita a los insectos las bochas y flores con que se alimentan y sobreviven hasta la próxima campaña algodonera.

La destrucción de la planta puede ser mecánica o química; en ambos casos el productor debe controlar que la planta muera y de esta forma evitar su rebrote.

Por otra parte, es importante recomendar  a los propietarios de campos que en el contrato de alquiler no olviden incluir una cláusula donde el inquilino se comprometa a destruir los rastrojos del algodón en el plazo establecido por el Organismo sanitario.

LA CLAVE

La clave está en: Respetar las fechas de siembra, destrucción de rastrojos y el vacío sanitario, ésto evita la multiplicación de la plaga y garantiza muy buenos resultados.

Pero también es importante dejar en claro que éste es el momento adecuado donde el gobierno debe asistir al productor para la destrucción del rastrojo, ésta es la fecha donde el productor debe tener el gasoil para hacer dicha práctica. Cómo todo sabemos la ayuda llega pero siempre llega tarde o no llega a los que realmente necesitan, entonces la culpa no siempre es del productor. Si nos acompañamos entre todos y si cambiamos todos, se podra.

ACOMPAÑAR AL PRODUCTOR

Al productor también hay que acompañarlo, entenderlo sobre todo, porque te digo entenderlo? Porque los productores en esta instancia, es decir, en la cosecha, no tienen los recursos para poder realizar dicha práctica debido a los costos que vienen solventando a lo largo del ciclo del cultivo y más aún si debe pagar el Servicio de cosecha, no es sólo eso, hay que sumarle el flete, los cargadores,  que a esta altura ya entran los cheques en el banco y hay que levantar, y algo muy importante que no podemos dejar pasar, el pago de producción, no es inmediato, tienen sus plazos. Entonces es hora de no mirar mal al productor, también hay que saber lo que se vive siendo un productor, dice la ingeniera Rodich.


 

Acerca del autor

AGROPERFILES es el primer sitio digital de noticias del Chaco del sector agrícola, ganadero y forestal. Contamos con un equipo de periodistas de primer nivel y de consultores del sector para que ud esté informado.

Publicaciones relacionadas

2 Comentarios

  1. Pingback: PICUDO: EL EQUILIBRIO QUE DEBE BUSCARSE – Cámara Algodonera Argentina

  2. Pingback: Cámara Algodonera Argentina

Escribir tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *