Forestal 

INCENDIOS, PANDEMIAS Y SEQUIAS SON OCASIONADAS POR LOS DESMONTES, SEGÚN SOMOS MONTE CHACO

La organización Somos Monte Chaco celebró, a través de un comunicado,  la decisión de la Sala Primera de la Cámara en lo Contencioso Administrativa del Chaco, integrada por dos juezas que han dictado sentencia y han hecho lugar a una medida cautelar innovativa presentada por Conciencia Solidaria, ordenando así la suspensión de todos los permisos de aprovechamiento y/o cambio de uso de suelo hasta tanto que no se subsanen las graves irregularidades administrativas que denunciamos.

“Admiten que “las complicaciones que surgirán por el paro temporario de los permisos, se hubieran evitado si las autoridades provinciales hubieran tomado en serio los avisos que con extremada paciencia y en distintos ámbitos le hemos acercado”.

Señala el documento que el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos, pilar fundamental de la Ley de Bosques, se encuentra vencido en Chaco desde el 2014 y las autoridades no fueron capaces de organizar el proceso participativo para actualizarlo, con lo cual todos los permisos se encuentran hoy en un estado de discutida legalidad desde el punto de vista legal.

Dicen que “la Provincia tenía la obligación por ley de revisar su Ordenamiento Territorial cada 5 años. Ya pasaron 11 años desde el 2009 y nunca se revisó. Su importancia radica en el hecho que el ordenamiento reglamenta cuáles bosques pueden perderse y cuales deben mantenerse. Entonces es posible que bosques que 11 años atrás no eran tan importantes, hoy frente a la emergencia climatica en que vivimos, lo sean”.

10 RESISTENCIAS POR AÑO

En Chaco cada año se desmontan un promedio de 40.000 hectáreas de bosques nativos, una superficie que equivale a más de 10 veces la ciudad de Resistencia. Esto significa que los desmontes que se autorizaron con un OTBN y un inventario forestal tan viejos podrían estar perjudicándonos”, afirman.

DICEN QUE LA SEQUIA ES POR LOS DESMONTES

De hecho, señala Somos Montes, “la ciencia y las poblaciones rurales coinciden al reconocer que es consecuencia del extractivismo y el mal-uso de los bosques la aparición de incendios, pandemias y sequias cada vez más extremas, que se alternan con años de inundaciones también extremas”.

Temas relacionados

Leave a Comment