vie. Dic 13th, 2019

AgroPerfiles

Toda la Información del Chaco y la Región

CLAVES PARA OBTENER SEMILLAS DE CALIDAD EN ALGODÓN

Por el ing.agr. Silvio Radovancich (Asesor técnico Semillero Gensus)

Muchos son los factores que intervienen a la hora de obtener semillas de algodón de alta calidad, entendiéndose como tal aquella que pueda superar el umbral de 80% de poder germinativo, 70% de energía germinativa, pureza varietal mayor al 98%, sin contaminación con tecnologías no autorizadas, y que a la vez dichos atributos puedan mantenerse en el tiempo.

Para lograr estos objetivos debemos cumplir algunos pasos que enumeramos a continuación.

1 – Usar simientes de Alta Pureza Varietal. Es importante que para poder guardar buena semilla usted parta de un lote de semilla fiscalizada.

2 – Elegir lotes/campos que NO hayan sido sembrados con Algodón el año anterior, y si no existiera esta opción, se deberá sembrar la misma variedad de la campaña anterior. Este uno de los principales factores que llevan a una rápida perdida de la pureza varietal y ponen en riesgo su semilla con CONTAMINACIONES no esperadas.

3 – Lograr aislamiento de 200 metros de distancia entre los distintos cultivares. No importa si hay monte, laguna, y/o algún otro cultivo. La distancia se debe respetar ya que las abejas pueden polinizar grandes distancias y generar cruzamientos naturales entre las distintas variedades.

4 – Sembradora Limpia. No deberá haber ninguna semilla de cultivos sembrados anteriormente. Se debe chequear la tolva de la sembradora, los “tachitos” del cuerpo de siembra y las mangueras de bajada de las semillas. La limpieza se debe hacer “fuera” del lote semillero.

5 – Ordenando el Galpón. Las estibas de bolsas para semillero deben separarse adecuadamente del resto de semillas, y deben rotularse las mismas de tal forma que los operarios no las confundan.

Se han dado casos de contaminación debido, en parte,  a que los colores de bolsas son iguales y en el apuro que suele representar una siembra, no se presta atención suficiente a los rótulos de las mismas.

6 – Manejo del cultivo

Plagas. Las chinches son las principales responsables de afectar calidad de semillas. Desde el momento de formación de bochas se deberá trabajar con umbrales bajos de cualquier tipo de chinches (horcias, tintóreas, verdes, marrón, etc.), ya que los estiletes de su aparato bucal pueden transferir enfermedades de una planta a otra.

Malezas. Se deberá suprimir al máximo las malezas tipo “cadillo” y abrojos. Ya que las mismas pueden resistir el deslinte quimico y finalmente terminar dentro de la bolsa como si fuera una semilla de algodón.

Defoliación. No se aconseja usar Glifosato a fin de ciclo con bochas aun verdes. Tampoco los maduradores a base de “Etefon” que pueden generar aperturas prematuras y por ende generar semillas inmaduras.

7 – Cosecha. Se debe prestar atención a la humedad de las semillas. No debe ser superior a 10%. El sistema de cosecha con husillos es preferible, debido al mejor trato a la semilla, además de no cosechar aquellas bochas que están mal abiertas y/o que han formado “galletas” debido a temporales.

La cosechadora deberá ser inspeccionada y “limpiada” para eliminar cualquier resto de algodón de otros lotes.

El clima ideal para cosechar es con días secos, soleados y con frio.

8 –  Almacenamiento de Algodón cosechado. Cualquiera sea la modalidad de cosecha, se deberá “encarpar” el algodón en bruto, para evitar humedecimiento de las semillas ante eventuales lluvias.

Encarpado con tecnología de rollos

Encarpado con lonas

9 – Transporte. En caso de usar camiones, habrá que inspeccionar y limpiar las cajas de los mismos, procurando eliminar restos de otros fletes.

10 – Desmote. Este paso es quizás el mas delicado debido a que es un lugar donde existen muchas posibilidades de contaminación. No siempre se logra “limpiar” el sistema de desmote. Tampoco suelen tener “depósitos” destinados exclusivamente a semilleros, en forma aislada del resto. Este tema ha sido siempre uno de los pricipales generadores de mezclas de semillas de distintas variedades lo que lleva a cultivos desparejos y dificulta el menejo de los mismos.

Por este motivo es aconsejable disponer camiones directamente “debajo del tubo”, para que puedan cargar directamente la semilla resultante del desmote, descartando los primeros kilos obtenidos para eliminar probables semillas de otros desmotes anteriores.

Las desmotadoras que “hagan semillas”, deben trabajar a menor régimen de vueltas en sus sierras (RPM), para no dañar el tegumento seminal. También es aconsejable dejar mayor cantidad de linter en las semillas, aunque se deba perder algún punto en el porcentaje de desmote. Es decir hay que tratar de que las semillas estén el menor tiempo posible en contacto con las sierras de la desmotadora.

EL PORCENTAJE DE DAÑO MECÁNICO NO DEBERÁ SUPERAR EL 12%.

La rotura de tegumento seminal, es puerta de entrada para numerosos patógenos (hongos, bacterias, etc.), y ácido sulfúrico en caso que se haga deslintado químico.

Es muy importante controlar “el daño” y si es elevado se deberá descartar el lote. La viabilidad de la semilla irá disminuyendo a medida que pasen los días.

DAÑO MECÁNICO EN SEMILLA DE ALGODÓN

11 – Transporte. Los camiones que llevan semilla, deben ser inspeccionados cuidadosamente en el interior de sus cajas de carga, y de ser necesario limpiar muy bien todos los restos de algodón en bruto y/o semillas que hubieren quedado de otros fletes.

12 – Disposición de semillas crudas en celdas.

Las celdas donde se almacenan las semillas deben cumplir con ciertos requisitos.

Identificar adecuadamente cada depósito con carteles bien visibles indicando la variedad que está allí,  para evitar contaminación.

POSEER SISTEMA DE VENTILACIÓN EN EL PISO Y EN LOS TECHOS.

La altura del depósito debe ser tal, que pueda quedar una cámara de aire entre las semillas y el techo de por lo menos tres metros de altura.

La altura de la parva no deberá ser exagerada, teniendo en cuenta que eventualmente se deberá hacer tratamientos para control de plagas (Gorgojos, mosquitas, ácaros, etc.).

Previo a depositar las semillas, se deberá “desinsectar” paredes, pisos, techos, etc., con productos habilitados a tal fin.

Cumpliendo estos doce pasos, podemos aspirar a lograr simientes de alta calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas