Ganadería Principal 

RABIA PARESIANTE: ACONSEJAN TOMAR TODAS LAS MEDIDAS SANITARIAS

El Ministerio de Producción, Industria y Empleo de Chaco instó a los productores ganaderos a tomar todas las previsiones sanitarias ante la reciente aparición de un brote de rabia paresiante en la zona de La Leonesa, jurisdicción del departamento Bermejo, en el Noreste de la provincia.

El Ministerio pide que en caso de detectarse esa enfermedad animal es obligatoria la denuncia ante las autoridades competentes.

También se aconseja a los productores mantenerse en estado de alerta sanitario por los riesgos que implica el brote para la Salud Pública, sobre todo al personal que desempeña sus labores en el campo, matarifes o carniceros, quienes al estar manipulando animales en períodos de incubación con síntomas manifiestos o sus cadáveres, están propensos a contraer accidentalmente el virus.

Recientemente, se detectó la aparición de un brote de rabia paresiante que afectó a varios animales silvestres y a bovinos en el paraje Cancha Larga, ubicado a unos 5 kilómetros de La Leonesa. Ante esa situación, el Ministerio de Producción y el Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) establecieron una serie de medidas sanitarias para evitar la propagación de la enfermedad.

También dispusieron la obligatoriedad de vacunar a la totalidad del ganado susceptible en un radio de 10 kilómetros alrededor del caso afectado, donde existen alrededor de 9.800 bovinos, 1.400 porcinos, 1.400 ovinos, 1.700 caprinos y 2.800 equinos involucrados.

En tanto que la Subsecretaría de Ganadería recomienda a los productores asentados en la zona efectuar la vacunación de toda la hacienda con una aplicación anual a los bovinos adultos, terneros u otros animales jóvenes a los 15-20 días de nacidos; y otra aplicación de refuerzo a los dos o tres meses posteriores.

También deben ser inmunizados los animales de compañía, entre ellos perros y gatos, remarcaron las autoridades sanitarias.

RECOMENDACIONES A TENER EN CUENTA

Entre las recomendaciones emitidas se destacan los cuidados que deben tener las personas que trabajan en el campo con los animales, quienes deben evitar maniobras que impliquen tener contacto con la saliva, lágrimas, materiales de tejido nervioso (cerebro o médula espinal), ya que a través de las heridas producidas en la piel, algunas veces imperceptibles o por la mucosa conjuntival, puede ingresar el virus al organismo.

Ante cualquier duda o accidente se debe concurrir con rapidez al médico, indicaron las autoridades sanitarias.

SÍNTOMAS DE ALERTA

Las principales manifestaciones de la enfermedad en los animales son decaimiento, fiebre, marcha dificultosa, excitabilidad, babeo, caídas y postración definitiva con pataleo continuo de sus cuatro miembros y torceduras de la cabeza hacia atrás o a un costado, con una muerte segura entre los ocho a diez días del contagio.

En tanto, los animales silvestres (zorros, coatíes, monos y murciélagos, entre otros) que manifiesten comportamientos anormales (por ejemplo: deambular sin rumbo en horarios no habituales, que se acerquen o tengan agresividad con quienes encuentren a su paso), pueden estar afectados de rabia paresiante.

En caso de haber mantenido contacto con ejemplares en ese estado, se deben acudir inmediatamente a los hospitales o centros de salud más próximos para que un profesional médico indique las medidas sanitarias a seguir.

ENFERMEDAD MORTAL

La rabia paresiante es una zoonosis mortal. Se trata de una enfermedad, propia de América, que se transmite de los animales al hombre y se encuentra presente en el Chaco por ser la provincia una zona endémica para este caso. La incidencia de casos de rabia declarados y confirmados a través del diagnóstico de laboratorio no es tan frecuente sino más bien se trata de apariciones esporádicas.

La enfermedad es transmitida por un murciélago hematófago, el desmodus rotundus (vampiro común), el que se encuentra presente en toda esta zona ya que ecológicamente le resulta favorables para su desarrollo. El virus está presente en la saliva y lo transmite con solo una mordida. La patología afecta el sistema nervioso y es letal en aquellos animales que no están vacunados. El área de dispersión del vector abarca desde México, en América del Norte, hasta la zona norte de Santa Fe y Corrientes, en América del Sur.

DENUNCIAS

La denuncia de la aparición de casos de la enfermedad es obligatoria para los productores ganaderos y deben realizarla ante el Ministerio de Producción, Industria y Empleo, el Senasa, comisiones o entes de sanidad animal, puestos sanitarios, autoridades policiales o veterinarios particulares. Pueden comunicarse con el Centro Antirrábico Resistencia al teléfono 0362-4452854 o a la Dirección de Ganadería, al 0362-4448074.

Temas relacionados

Leave a Comment