Por Fernando Canosa (*)

Mucho se viene comentando del Colegio de Realico con poco y superficial conocimiento, lo que me movilizó a hacer algunas reflexiones y aportar información, para ayudar a repensar y tomar mejores decisiones.

El Colegio cuenta desde el 2014 con un Plan Estratégico que contiene su visión, misión y metas compartidas, revisadas a través de los años, con colaboración de profesionales y especialistas, la participación de la comisión directiva de la SRA, los expresidentes y toda la comunidad educativa. Todo ello nos permitió un crecimiento muy significativo.

Desde lo cuantitativo el colegio incrementó su matricula en un 35 % en el 2013 asistían 99 alumnos / 135 alumnos inscriptos en 2020, cuando llego la pandemia

Desde lo cualitativo:

•         Las practicas profesionalizantes fueron motivo de satisfacción, tomadas como ejemplo para ser incorporadas a otras instituciones de la provincia. Como ejemplo, de 15 egresados en 7° año, en 2021, 4 tienen un emprendimiento propio surgido de esas prácticas.

•         Las pruebas APRENDER en el 2016 y 2017, de reconocido valor en la Educación, realizadas en todo el país, posicionaron al Colegio con 20 puntos superiores del resto de las escuelas, muy por encima del país, la provincia y el municipio, en matemáticas 35 puntos arriba y en lengua 10 puntos por encima.

•         Por otro lado, el 80% de los alumnos sigue una carrera universitaria.

En el 2020 y ante el cierre de la presencialidad, el tener la plataforma a distancia del ISEA nos permitió rápidamente ponernos en marcha, continuar con las clases, a la vez nuestra capacidad tecnológica posibilitó transferirla a otras instituciones educativas de la provincia.

Desde lo económico se privilegió la capacitación de hijos de personal rural promoviendo becas que a la vez se daban por un riguroso reglamento establecido en el 2014, aprobado por las autoridades de la FSRA y de la SRA

El Colegio era deficitario, con el crecimiento de la matricula y con la implementación de mejoras en la administración, se logró que disminuya cada año. En el 2020, si se hubiesen iniciado las clases teníamos un presupuesto equilibrado, lamentablemente no lo fue.

Desde nuestra Institución la misión es priorizar la calidad educativa, el perfil de alumnos hijos de empleados rurales o pequeños productores y no el lucro.

En una Argentina con el 40% de pobres podemos pensar en transferirle al estado , a la Universidad Nacional de La Pampa,  un nuevo déficit, es ético? ¿La SRA siempre promovió la actividad privada y estuvimos en contra de los subsidios del estado, en este caso porque sería valido?

¿Por qué desactivar el ISEA presencial cuando es un éxito?

Es valorado así desde la calidad de las capacitaciones prácticas  que no solo posibilitan el conocimiento y dan herramientas sino que permiten un intercambio de experiencias y vivencias, además   de ser rentable para la SRA La virtualidad vino para quedarse, a ocupar un nuevo espacio pero es necesario continuar con ambas modalidades no eliminar la presencialidad, sumemos, no restemos.

Quizás sea el momento de replantearnos el funcionamiento de la EDUCACION en SRA para modernizarla y promoverla como hace más de 150 años, pero no para dar un paso al costado o atrás.

No olvidemos que somos la única entidad gremial agropecuaria con Institutos educativos. Puede ser la Fundación de la SRA el ámbito donde  hacer estos replanteos y modernizar las ideas a luz de las nuevas necesidades y demandas.

(*) Fernando Canosa, ex Director de Educación de SRA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *