7 diciembre, 2021

Le encontraron la vuelta: la experiencia de pequeños productores de zapallos y cebollas de Tres Isletas, Chaco

Son socios de la filial de Federación Agraria Argentina de la localidad de Tres Isletas, Chaco, ubicada a unos 70 kilómetros al noroeste de Presidencia Roque Sáenz Peña, liderados por Eduardo Trangoni, y por su condición de pequeños chacareros, han resuelto incursionar en cultivos no tradicionales porque por la escasa extensión de hectáreas seguir sembrando algodón, soja o maíz no les era rentable.

La experiencia la comenzaron a tener años atrás, “cuando Jorge Koke García era subsecretario de Agricultura, que personalmente nos abrió la mente, y nos orientó en hacer pruebas con otros cultivos como la cebolla, sandías o zapallos”, cuenta a Agroperfiles Eduardo Trangoni.

“Así, incursionamos con la cebolla, tres años de prueba y en una ocasión la helada nos jugó en contra”, recuerda.

UN PASO MAS

La idea, no obstante,  se siguió manteniendo en pie. “El primer objetivo comenzamos a cumplirlo, porque el pequeño productor ya tenía un sembradío para autoconsumo, como es el zapallo, la sandía, el melón, la batata, y algo de cebolla”.

Así dieron un paso más, y lograron ir abriendo mercados, y lo así los 86 socios de la filial de FAA, comenzaron a mirar la actividad de otro modo.

“No es un éxito, nos falta muchísimo, nos falta asesoramiento, nos falta aprender y poder financiar para hacer represas para cosechar agua”, agrega.

SEMILLA Y GAS OIL APORTADOS POR EL ESTADO

Para que los pequeños productores puedan llevar adelante esta tarea, el Ministerio de Producción, Industria y Empleo del Chaco, le hace entrega en forma gratuita a los productores de semilla y gas oil para que puedan realizar tareas rurales.

Así, en este sentido, se logró avanzar en la siembra de zapallo Tetsukabuto, en los parajes El Boquerón, La Peligrosa, Lote 18 y El Quemado, con un total general de 7 hectáreas en forma conjunta.

LISTA LA CARGA

El periodo desde la siembra a la cosecha de este producto, va de 3 a 5 meses. En el inicio de esta semana, los productores juntaron su producción e hicieron la primera carga con destino  a un mayorista de Presidencia Roque Sáenz Peña y otro para el mercado de Resistencia.

“Se acaban de cargar para Sáenz Peña 11.960 kilos de zapallo negro”, deice uno de los productores. Los rindes van entre 12 y 16 toneladas con un promedio por hectárea de 13 toneladas.

“Esto se sembró en enero se lo cosechó en mayo . Y se lo guardo tirando un poco de cal por temas hongos y se lo tapo y todavía están muy bien conservados”, comenta el dirigente de FAA.

 “Se venden por kilogramo cargado en el campo a 10 pesos”, cuenta Trangoni, señalando que en resumen, cada productor por cada hectárea de este producto se lleva limpio 100.000 pesos.

Eduardo Trangoni, dirigente de FAA Filial Tres Isletas

100.000 PESOS POR HECTAREA

Teniendo en cuenta que combustible y semilla, les dio el gobierno, el productor siembra y cosecha, y le pagan 10 pesos por kilogramo, se queda con 100.000 pesos por hectárea que no lo dan ni el algodón ni el maíz girasol, porque somos pequeños productores pequeños, con 30 animales, el zapallo malformado sirve de alimento para cerdos, todos somos de no más de 100 hectáreas, y a la par se crian chivos, ovejas, gallinas, señala Trangoni.

Estas son actividades que le permitan poner en marcha trabajo para ser arraigados en el campo, agrega, indicando que “Nos falta capacitación, cosecha de agua” y que el próximo objetivo es que un grupo de diez productores hagan 5 hectáreas de cebolla”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *