La sequía pone contra las cuerdas al girasol, al algodón y al maíz

La sequía pone contra las cuerdas al girasol, al algodón y al maíz

En una extensa charla mantenida con el programa Agroperfiles Radio que se emite por FM Uncaus, el ingeniero agrónomo Martín Gonzalo Canteros, hizo un repaso por la situación que vive los cultivos de algodón, maíz y sorgo en gran parte de la provincia del Chaco y provincias vecinas.

ALGODON ESPERANDO LA LLUVIA

Los algodones que se sembraron los primeros días de octubre “sienten el fuerte impacto de las altas temperaturas y de este clima en general”.

En las recorridas por los lotes  “encontramos plantas que no están en las mejores condiciones, hay mucha presión de trips, empieza también a ver arañuelas, con plantas muy chicas y eso indica que va a demorarse más para cerrar el surco”, comentó el ingeniero Canteros.

Dijo que “en realidad esta temperatura lo que provoca es que se detiene el crecimiento diario, digamos, cuando sube arriba de los 36, empieza a generar una reacción de las plantas”.

Destacó un trabajo hecho por el INTA Las Breñas con el ingeniero Ramón Tarragó con su equipo que hicieron un video explicativo muy bueno donde muestra como ejemplo la temperatura que estaban encontrando en los primeros lotes que ellos sembraron de algodón, arriba de los 55 grados en superficie y aún arriba de los 40 grados y bastante arriba en los 40 a 23 centímetros de profundidad también aumenta, digamos, el problema aquí es la humedad relativa tan baja que tenemos”, señaló.

BAJA HUMEDAD RELATIVA

Dijo que tener una tan baja humedad relativa, impacta negativamente en cualquier cultivo, porque eso también provoca una tasa de transpiración muy alta, explicó.

Requiere mucho más de humedad aunque sean plantas chicas las que tenemos implantadas, pero de todas maneras la necesidad de agua es inmediata, apuntó Canteros.

“Estamos todos con un déficit de humedad en toda la región chaqueña”, apuntó Canteros.

“Cuando uno mira los registros y contabilizamos de junio a julio, hasta ahora y podemos decir que nos están faltando de 150 a 200 mm dependiendo de la zona”, aseguró.

“YA TUVIMOS UN AÑO COMPLICADO”

El ingeniero Canteros dijo que “en enero pasado vimos cómo se deshidrataron directamente las plantas, y muchas  se murieron, tanto  plántulas de maíz y soja, aunque en algodón no fue tanto, porque en  noviembre del 2021 había llovido”, recordó.

“Lamentablemente ahora en noviembre las lluvias fueron muy sectorizadas, nulas o escasas en otros lugares, por lo que se complicó todo ahora”, señaló.

UNA CAMPAÑA COMPLICADA

Entonces se puede calificar como una campaña bastante complicada comprometida a raíz de las consecuencias del clima?, se le preguntó al ingeniero Canteros.

“Sí, creo que sí, a esta fecha hoy día 7 de diciembre está bastante complicado porque no hay perspectiva porque todos estamos esperando una lluvia hablando entre tres cuatro días, pero tampoco los pronósticos nos dan que van a llegar arriba de los 50 milímetros”, indicó.

Alertó que “se nos va la fecha de siembra de algodón. Se va a tener que cambiar alguna estrategia, algunos productores van a tener que irse al surco estrecho, los que se pensaban sembrar a metro, a 76 centímetros, cuando más lejos se va a tener que acortar un poco el ciclo y eso es una de las maneras que tenemos como alternativa, apuntó.

De todas maneras falta mucho falta mucho más algodón, ya que se habrá sembrado el 30% o  35% como máximo y falta todo el resto y no hay perspectiva que en los próximos 20 días o 15 días hay lluvias de importancia en la región.

ENTRANDO A LA FECHA DE SIEMBRA DE SOJA

“Así, sin lluvias, estamos entrando la fecha de siembra de soja con un déficit que hace muchos años no teníamos en noviembre ni diciembre”, indicó. Insistió que el año pasado, diciembre fue seco, pero noviembre tuvimos lluvias por arriba de los 200 milímetros de lluvia y más 250 milímetros, y ahí si pudimos sembrar bien y llegamos a fines del ciclo”, indicó.

Pero esta situación de ahora “es distinta y la humedad relativa tan baja provocó una tasa de transpiración altísima en las plantas”, explicó.

EL GIRASOL COMPLICADO

“Estamos a  diez días de empezar la cosecha de girasol,  y no consideramos que haya rindes importantes, es decir, sin sorpresas en general, debido al déficit hídrico, con plantas de escasa altura”, señaló al hablar sobre el estado de los lotes de girasol.

“La falta de agua le va a pegar directamente a girasol, la etapa de llenado de granos fue con escasa agua, no sabemos cuánto puede disminuir el rinde, pero desde ya, al ver el desarrollo que tenemos los cultivos hace 15 o 20 días atrás, habra rindes promedios de 1.700 kilos por hectárea, aunque se puede dar en otros lotes un rinde mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *