Agricultura 

LLUVIA Y EL GIRASOL QUE ESPERA

La lluvia, en casi todo el Chaco, cae lentamente. Mientras algunos productores tienen preparadas sus cosechadoras esperando piso para comenzar la zafra de girasol, como es el caso en la zona de La Tigra y La Clotilde, otros en la zona de Charata y Pinedo como también Pampa del Infierno, se preparan para la siembra de soja.

Las voces de los productores de distintos puntos de la provincia llegan a AGROPERFILES exponiendo sus inquietudes. “Vienen bien para el algodón que sembramos en Napenay”, dijo Sebastián Pinczuk que implantó el textil en un lote a la vera de la ruta nacional 16.

En tanto, el productor y prestador de servicios agropecuarios, de La Clotilde, Ovidio Eceiza, dice que la lluvia que por el momento se registra en gran parte de la provincia resulta beneficiosa para los cultivos de la época. No obstante eso, explica que al registrarse abundante humedad de suelo algunos lotes de girasol se podrían ver afectados en el normal desarrollo del cultivo, ya que al estar el suelo blando y la planta adquiere cierto peso, podría provocarse el vuelco de la misma.

“Eso no significa que haya perjuicios en el girasol que está próximo a cosecharse, pero si continúa lloviendo y se produce el vuelco de la planta y ésta entra en contacto con la tierra, comienza un proceso de descomposición que deriva en perjuicio, pero hay buenas expectativas”, explica.

Por otro lado el productor manifestó que el pronóstico genera cierta inquietud, ya que se esperan lluvias y tormentas hasta el viernes inclusive, lo cual aportaría a que algunos lotes de girasol resulten afectados.

“La incertidumbre más grande se genera al no saber qué va a pasar con el tiempo, porque si bien por ahora no es perjudicial si continua lloviendo como lo anuncia el pronóstico, pero hay muchas y buenas perspectivas, solo hay que esperar”.

Temas relacionados

Leave a Comment