Ganadería Principal 

LA BAJA DE RETENCIONES A LOS CUEROS, ¿ALCANZARA A LOS FRIGORIFICOS DE CHACO?

La decisión del Gobierno Nacional de bajar las retenciones para la  exportación de 2 millones de cueros bovinos, aunque parezca un alivio para la industria frigorífica, no aparece de este modo para el Chaco, según la consulta hecha por Agroperfiles a los industriales del sector.

Estos 2 millones de cueros, formarían parte de entre un 8 y un 10% del stock total del país.

La medida, cabe indicar, había sido reclamada por productores ganaderos y la industria frigorífica desde la Mesa de las Carnes a nivel nacional, que buscaban una quita total de las retenciones.

Los industriales de la carne de Chaco, dicen que hay super stock en todos los frigoríficos del país, y que la provincia no es la excepción, señaló Eduardo Carrara del Frigorifico El Gauchito de Las Breñas.

A la par, la productora ganadera de Machagai Aldana Gerometta, consideró que “2 millones es muy poco” y dudó que este beneficio llegue al Chaco porque es un porcentaje infimo comparado con el gran stock que hay en el país. En su localidad, hay una producción en promedio de unos 500 cueros mensuales.

La crisis del cuero vacuno, golpea de manera especial a los frigoríficos y mataderos del Norte del país, que ya de por sí tienen menor valor que los del Sur.

Según pudo saber Agroperfiles, en el Chaco, se comercializan en condiciones normales 25.000 cueros mensuales entre 16 frigoríficos y mataderos autorizados de la provincia.

Pero ahora hay un problema que se está dando en distintos puntos del país, como es que hace varios meses que no se cargan cueros de ninguna categoría, por la caída de los precios del mercado y por la caída de la demanda.

Los industriales de la carne del Chaco consultados por este sitio, consideraron que esta situación tiene que ver la crisis internacional que deprime los precios. A la par, aducen que sigue en vigencia de un sistema en el mercado que permite la “cartelización de las curtiembres”.

La industria frigorífica chaqueña vende sus cueros –unos 20 mil los frigoríficos y 5 mil de mataderos comunales al mes— a comisionistas que los llevan a curtiembres instaladas en provincia de Buenos Aires.

“Algunos argumentos son que los ambientalistas están en contra del cuero por la contaminación que produce el procesamiento, ahora yo pregunto, no será más graves la contaminación que va a provocar tener que tirarlos?”, se preguntó un empresario de la carne ante una consulta de este portal.

TARDIA MEDIDA QUE NO ALCANZA

“Con este trasnochado decreto de último momento, Macri habilitó una cuota minúscula para exportar cueros sin curtir y tratar de romper esta lógica del negocio”, dice Matías Longoni en su sitio Bichos de Campo. Sostiene que este porcentaje es minúsculo porque el cupo de 2 millones de cueros sin curtir hasta diciembre de 2021 (es decir para los próximos 24 meses) equivale solamente a la producción de 2 meses (la faena supera levemente el millón de cabezas por mes). Pero además, como la desgravación de retenciones se aplicará hasta que se liquide esa cantidad de cueros, lo más probable es que se aplique sobre el stock de cueros que ya está en poder de los frigoríficos. Habrá que verificar bien en los próximos meses quiénes son los beneficiarios de esta medida tardía.

El macrismo, en definitiva, dejará el poder sin resolver lo que en la Mesa de las Carnes se le reclamaba tanto: que ponga fin al régimen de protección de los curtidores. Solo habilitó una cuota equivalente a menos del 10% del volumen del mercado, para que algunas empresas fuguen hacia el exterior con sus cueros sin curtir y escapen de la cacería en el zoológico que realizan los curtidores, más allá del color de cada gobierno.

Ultimas lecturas

Leave a Comment