Agricultura Principal 

¿HABRA MENOS MAIZ EL PROXIMO CICLO?

La Argentina sembraría menos maíz el próximo ciclo, titula un reporte de la Bolsa de Comercio de Rosario, conclusión a la que llega de tomar datos que se desprenden de las proyecciones del agregado agrícola del USDA en el país.

El último informe del agregado agrícola del USDA en Argentina muestra una perspectiva negativa para la campaña 2020/21. Los datos publicados ayer fueron negativos para los cereales comenzando con las proyecciones de trigo.

Para el ciclo 2020/21 se proyecta una cosecha de 20 millones de toneladas, 1 millón menos respectó de la estimación oficial del USDA debido al clima seco en algunas áreas que reducirá el área sembrada, particularmente impactando a las provincias de Córdoba y en el norte. En el sur de la provincia de Buenos Aires, los altos niveles de humedad del suelo han retrasado la finalización de su siembra.

Se proyecta una cobertura de trigo con 6,35 M de hectáreas, bajando unas 180.000 hectáreas del informe anterior y 150.000 hectáreas menos que el USDA, con fuentes privadas que proyectan una cosecha del cereal que oscila entre las 19.5-20.2 millones de toneladas.

En cuanto al maíz 2020/21, se proyecta una caída de 300.000 hectáreas de cobertura de siembra respecto del dato del USDA, para llegar a 5,9 M de hectáreas a pesar de tener una mejor rentabilidad proyectada entre las alternativas de los cultivos de soja y girasol, especialmente en zonas cercanas a los puertos y demanda interna.

LA PROYECCION

A partir de esta proyección se espera una caída de la cosecha a 47,6 M de ton respecto de los 50 M de ton que proyecta el último informe oficial del USDA de junio. “Las tensiones económicas dentro del sector agrícola están fortaleciendo un entorno de aversión al riesgo para la siembra de maíz”, cita el informe. Los costos de producción de maíz son 80% más alto que los de la soja y esto puede influir en algunos cambios en la siembra hacia el futuro.

PREOCUPACIÓN POLÍTICA

En el informe, el agregado agrícola señala que los productores están muy preocupados por la posibilidad de que el gobierno aumente el impuesto a la exportación de trigo y de maíz del 12% al 15%, según lo permitido por el Congreso.

También se destaca la imposibilidad que tienen los productores de comprar dólares en el mercado oficial, con un valor en el mercado marginal del 70% más altos.

Otras políticas del gobierno impiden a los productores que almacenan más del 5% de sus la producción de trigo por acceder al crédito a tasas de interés preferenciales que están disponibles para muchos negocios debido a Covid-19. Además, las políticas que afectan el acceso de los importadores a dólares para pagar a proveedores extranjeros han aumentado los precios de algunos insumos y / o acceso reducido.

El documento también hace referencia al anuncio de la expropiación de una empresa del sector agrícola de molienda de soja que impactó en los sectores empresariales a pesar de que hoy se están considerando otras alternativas para el futuro de la empresa.

Temas relacionados

Leave a Comment