GUERRA AL PICUDO: AVANCE DEL INTA EN UNA PLANTA TRANSGENICA RESISTENTE A LA PLAGA

El INTA logró lo que muchos no creían: una planta transgénica resistente al picudo del algodonero. La emoción de los técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria no la podían contener ayer, en contacto con AGROPERFILES.


“Que emoción tremenda tenemos, un aplauso para los productores, para los tecnicos y para los que creyeron en este trabajo que duró 9 años”, dijo a este sitio la ingeniera Diana Piedra, titular del Centro Regional Chaco-Formosa del INTA.

Por primera vez la Argentina y mediante la aplicación de silenciamiento génico, se consiguieron plantas que disminuirán la capacidad de daño provocada por la plaga.

Los técnicos del INTA Sáenz Peña del área de algodón.

PASO A PASO

El picudo algodonero es un insecto que se alimenta de los pimpollos de las plantas de algodón y provoca grandes pérdidas económicas al sector. Debido a su capacidad de reproducción, corto ciclo biológico y excelente sobrevivencia, científicos evalúan nuevas estrategias de control mediante el uso de silenciamiento génico.

Con este nombre o el de ARN interferente (ARNi) se define al mecanismo celular por el cual el ARN regula la expresión de ciertas regiones del ADN, y determina qué proteínas serán sintetizadas. Este proceso puede ser inducido en las células de un organismo mediante la administración -oral o por inyección- de ARN doble cadena (ARNdc), que es la molécula capaz de desencadenarlo.

Investigadores del INTA realizaron ensayos en plantas de algodón con el fin de evaluar el bloqueo de genes considerados esenciales para la sobrevivencia de la plaga.

SI COME, SE MUERE

Según Ricardo Salvador, investigador del Instituto de Microbiología y Zoología Agrícola (IMyZA) del INTA Castelar, la administración vía oral de ARNdc a un organismo plaga, en este caso el picudo del algodonero, “tiene como objetivo que estas moléculas ingresen a las células del insecto e inhiban la síntesis de una proteína asociada a una función esencial”, explicó.

En tal sentido, “al verse privadas de esa función se espera que las células mueran y, por lo tanto, esto tenga un efecto letal sobre el organismo de la plaga”, indicó. Este mecanismo es muy específico ya que afecta al picudo pero no a otros insectos benéficos.

Mediante bioensayos los investigadores buscaron determinar el efecto de ARNdc administrado, analizando parámetros biológicos, como mortalidad o alteraciones en el normal desarrollo del insecto, y utilizar técnicas moleculares que permiten estimar el nivel de silenciamiento logrado en los tejidos de los insectos.

Las investigadoras esperan que “la planta transgénica exprese una secuencia que genere el ARN de interferencia y que el picudo del algodonero, cuando pique el botón floral, lo tome para que este interfiera en su metabolismo celular”, explicó Lewi, quien se mostró cautelosa con los resultados que esperan obtener, y agregó: “Si no se logra que muera, al menos que tenga una disminución en la capacidad reproductiva y de daño”.


 

Acerca del autor

AGROPERFILES es el primer sitio digital de noticias del Chaco del sector agrícola, ganadero y forestal. Contamos con un equipo de periodistas de primer nivel y de consultores del sector para que ud esté informado.

Publicaciones relacionadas

1 Comentario

  1. Pingback: GUERRA AL PICUDO: AVANCE DEL INTA EN UNA PLANTA TRANSGENICA RESISTENTE A LA PLAGA – Cámara Algodonera Argentina

Escribir tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *