mié. Dic 11th, 2019

AgroPerfiles

Toda la Información del Chaco y la Región

GIRASOL: RINDES BAJOS PARA UNA CAMPAÑA IRREGULAR

Primero parecía que sería una de las campañas más alentadoras de los últimos 20 años. La cosecha de los primeros lotes de girasol trajo buenos rindes que promediaron los 2.800 kilos por hectárea. Sin embargo el exceso de lluvias y la sequía en otros departamentos, tiró por el piso las expectativas.

El asesor económico de ASAGIR — Asociación Argentina de Girasol—, Jorge Ingaramo, resumió que la campaña 2016/2017 de girasol terminó en el Chaco y en el Centro-Norte de Santa Fe con rindes inferiores a los del año anterior y pérdidas del 8 % en hectáreas cosechables.

En tanto, se esperan buenos resultados en la provincia de Buenos Aires, excepto en el Sudeste. Sigue firme el precio disponible en Rosario. El precio internacional del aceite declina, tanto en la comparación con el mes anterior como en relación a enero de 2016, víctima de la reestimación al alza de la cosecha de grano en Ucrania. En 2016, el complejo exportó 38% más que en 2015.
El Informe de la Bolsa de Cereales, revela que finalizó la cosecha en las regiones NEA y Centro-Norte de Santa Fe. A nivel nacional, la trilla alcanzó el 31,7% de la superficie cultivable con un avance inter semanal de 1,3 puntos porcentuales. El rinde nacional es de 18,6 qq/ha y ya se han obtenido 976.000 toneladas.
En Chaco se perdieron 30.000 hectáreas, un 63% de las 47.800 no cosechables a nivel nacional. El rinde alcanzó a 18,2 qq/ha; cifra inferior a los 19,5 de 2015/16, a raíz de los excesos hídricos durante las etapas críticas de floración y llenado de granos. Se registró gran heterogeneidad en los rendimientos, siendo mayor la pérdida en los lotes sembrados en fechas tardías.
En el Centro-Norte de Santa Fe se obtuvieron 19 qq/ha y se perdieron 15.000 hectáreas, como consecuencia de las precipitaciones excesivas, en las etapas reproductivas.
Mejoraron las condiciones de humedad en el centro y sur de Buenos Aires, aunque la mayoría de los lotes se encuentran afectados por stress hídrico sufrido en las etapas iniciales del ciclo. En el oeste bonaerense se transita la etapa de llenado de grano bajo adecuadas condiciones sanitarias, aunque en algunos lotes se efectuaron controles contra isoca. Se esperan rindes superiores a los de la campaña pasada.
En el sudoeste de Buenos Aires el estado del cultivo varía de bueno a muy bueno. Por su parte, en el sudeste bonaerense se registran pérdidas en el stand de plantas y capítulos de menor tamaño a raíz de déficit hídrico de los meses de diciembre y enero. La presión sanitaria en ambas regiones es la normal, aunque se revela la presencia de gata peluda y chinche diminuta.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas