Agricultura Destacado Principal 

El potencial del campo – SIGUEN AUMENTANDO LAS AGROEXPORTACIONES

Pese al difícil contexto, siguen creciendo las exportaciones agroindustriales, dice el título de un informe hecho por la Bolsa de Comercio de Rosario.

Señala que en el primer cuatrimestre del 2020 los envíos al exterior agrícolas subieron un 5% respecto al mismo período del 2019. La caída de precios, sin embargo, restó un 1% al valor de los despachos. Trigo, maíz y maní lideraron las subas.

Los complejos de cebada, girasol, maíz, maní, soja y trigo incrementaron conjuntamente un 5% el volumen de sus exportaciones entre enero y abril del 2020 respecto del año anterior, alcanzando los 32,2 millones de toneladas, según información del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INDEC). Este crecimiento cobra aún más relevancia cuando se tiene en cuenta que el 2019 fue el registro récord histórico en lo que hace a despachos de granos, aceites y subproductos para nuestro país.

De acuerdo al informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, el aporte a la actividad económica y el superávit comercial resulta crítico para Argentina en este año 2020 golpeado por la severa pandemia del coronavirus.

EL TRABAJO DE LA BCR SOBRE EL PRIMER CUATRIMESTRE

Por su complejidad, resulta pertinente abordar el tema de las exportaciones agroindustriales del primer cuatrimestre desde un conjunto de indicadores que siguen a continuación. Para el trabajo la BCR analizó específicamente a las exportaciones de los productos seleccionados de los complejos cebada, girasol, maíz, maní, soja y trigo.

1) El volumen de exportaciones agroindustriales alcanzó un récord de 32,33 millones de toneladas entre enero y abril del 2020, superando la marca de 30,83 Mt del primer cuatrimestre del año anterior.

Pese a ello, la caída de precios erosionó el efecto de la suba en cantidades de modo tal que el valor de las exportaciones del complejo cayó levemente en dólares, aunque aún representan casi la mitad del valor total de las exportaciones argentinas del período.

Según reporta el INDEC, entre enero y abril del 2020 Argentina exportó un total de 32,17 millones de toneladas de productos agroindustriales, agrupando bajo esta categoría los principales productos que componen los complejos cebada, girasol, maíz, maní, soja y trigo. Este volumen se encuentra un 5% por encima del total exportado en el primer cuatrimestre de 2019, permitiendo más que compensar los menores despachos de otras industrias de peso. De este modo, el total general de volumen exportado a nivel país muestra una suba del 3% interanual.

VALOR DE LAS EXPORTACIONES

Respecto al valor de las exportaciones agroindustriales entre enero y abril de 2020, el organismo detalla que éstas totalizaron los US$ 8.400 millones, un 1% por debajo del ingreso reportado el año anterior. En otras palabras, la leve caída en el ingreso de divisas del sector agroindustrial durante el primer cuatrimestre se debe exclusivamente a una caída del precio internacional de nuestras exportaciones, ya que en volumen las mismas han crecido. Esto último no es un dato menor habida cuenta que el 2019 representó para el país el año de mayor volumen de exportaciones agroindustriales para Argentina.

Incluso a pesar de este contexto externo adverso, los despachos de los rubros seleccionados del sector agroindustrial representaron el 48% del total de las exportaciones argentinas, avanzando 5 puntos porcentuales respecto al mismo período del 2019, y tocando de este modo la mayor participación relativa desde el año 2016.

TRIGO, MAIZ Y MANI

2) Los complejos trigo, maíz y maní fueron los que más contribuyeron a la mejora del desempeño del sector agroindustrial, con subas del 29%, 13% y 30% en las cantidades exportadas, respectivamente. El complejo soja tuvo una leve retracción en tanto que los despachos de los complejos cebada y girasol cayeron notablemente.

Las exportaciones del complejo trigo mostraron en el primer cuatrimestre del 2020 una suba cercana al 30% en volumen de despachos pero, como consecuencia de la caída de los precios internacionales, un incremento más modesto del orden del 13% en el valor de los mismos. Entre enero y abril del año en curso éste complejo exportó un total de 8,17 millones de toneladas, siendo el trigo en grano el ítem que más contribuyó a la mejor performance. En efecto, los 7,9 millones de toneladas exportados del cereal sin procesar en el período representaron el 97% de los envíos en cantidades y el 35% de los envíos en valor del complejo. Los envíos de harina de trigo, si bien representan el 4% del valor de las exportaciones del complejo trigo, vieron caer sus ingresos en dólares un 3% en volumen y un 8% en valor en el año.

El segundo mayor aporte a la mejora en la performance de la agroindustria lo hizo el complejo maíz, con un aumento del 13% en el volumen despachado y un 10% en el valor de las mismas. La casi totalidad de esta variación la explica el maíz en grano, que soporta el peso del 99% del total exportado por el complejo y que entre enero y abril de 2020 registró exportaciones por 11,3 millones de toneladas, un récord histórico para el primer cuatrimestre del año. El excepcional aumento en la cantidad más que compensa la caída del valor FOB promedio de los envíos permitiendo una mejora en el valor de las exportaciones.

En toneladas, el complejo maicero lidera el ranking de mayores envíos entre los seleccionados, aunque en valor le cede el primer lugar al complejo soja ya que en este caso tienen mayor peso los envíos de productos con mayor valor agregado, como son harinas, aceites, etc.

El maní, finalmente, resultó el complejo que más aumentó tanto su volumen como valor de las exportaciones en el primer cuatrimestre del año, aunque se trate de un número más modesto que los otros dos productos. En efecto, la cantidad exportada aumentó un 30% a cerca de 235.000 toneladas, en tanto que resulta uno de los pocos casos en que los precios internacionales también mejoran, facilitando una suba del valor de sus despachos del orden del 35% a casi 300 millones de dólares.

Incluso a pesar de este contexto externo adverso, los despachos de los rubros seleccionados del sector agroindustrial representaron el 48% del total de las exportaciones argentinas, avanzando 5 puntos porcentuales respecto al mismo período del 2019, y tocando de este modo la mayor participación relativa desde el año 2016.

EN ABRIL SE RECUPERARON LAS EXPORTACIONES

3) Pese al golpe del coronavirus en marzo, en abril vuelven a recuperarse las exportaciones agroindustriales superando al ya excepcional año 2019.

En todos los meses del primer cuatrimestre del 2020 el volumen exportado por la cadena agroindustrial superó al mismo mes del año 2019, con excepción de marzo. El 20 de dicho mes se declara en Argentina el aislamiento social preventivo y obligatorio y en esa segunda quincena primaba el temor por el avance de la enfermedad al tiempo que se buscaba avanzar con los protocolos de actuación que garanticen el cuidado de la salud de los trabajadores al tiempo que se mantiene la actividad esencial de la agroindustria argentina. Las trabas al normal flujo de mercaderías y personas resintió la actividad, notándose allí una contracción del 5% en los envíos de la cadena al exterior.

En abril, finalmente, la recuperación resulta notable encontrándose nuevamente envíos por encima del excepcional año 2019, aunque hay importantes diferencias por productos. Así, mientras que los envíos de poroto de soja y maíz en grano se ubican por encima del mismo mes del año anterior, el trigo -ya alejado el pico de cosecha- comienza a caer por debajo de dicha marca. El aceite de soja, en tanto, logra un avance del 62% ya que el derrumbe de la demanda de combustibles deja su precio a un valor competitivo respecto a otros aceites sustitutos para consumo. La harina de soja, sin embargo, no corre igual suerte y los envíos permanecen por cuarto mes consecutivo por debajo del registrado en el mismo mes del año anterior.

Temas relacionados

Leave a Comment