mié. Dic 11th, 2019

AgroPerfiles

Toda la Información del Chaco y la Región

DE LA MANO DE UNA MUJER, VUELVE EL ALGODON AL DEPARTAMENTO SARGENTO CABRAL

Alicia Rodich se emociona al responder las preguntas que le hacemos sobre el retorno a la siembra de un cultivo emblema para muchos productores chaqueños. 


“Después de 6 años volvemos a nuestros orígenes. En el 2014, mi familia cumplió 100 años sembrando algodón en forma ininterrumpida  aquí en Las Garcitas”, dice esta joven productora, madre de dos hijos que divide tareas entre sus funciones de esposa, madre, técnica y productora.

“Hoy puedo decir con orgullo que vuelve el Oro Blanco a Las Garcitas, al Departamento Sargento Cabral y a mi familia”, le dice con orgullo a AGROPERFILES.


EMOCIONES QUE NO SON POCAS

Estas emociones tienen muchas razones para aparecer. La última vez que se hizo algodón en el Departamento  Sargento Cabral fue en la campaña 2014/2015. Su familia hizo en la campaña 2013/2014, y en esa fecha, el clima no acompañó bien a ningún cultivo de la zona, tal es así que se dejó que rebrote para poder sacar apenas 700 kg/ha.

“Desde ese día, mi familia se dedicó exclusivamente a la ganadería y ese año se cumplieron 100 años desde la primera entrega de algodón de mis abuelos Rodich”, comenta.


“PAPI: DEJAME TRABAJAR ESTAS TIERRAS”

Alicia, con el titulo de ingeniera agrónoma en manos, habló con su padre, Jorge Esteban Rodich: “Dejame probar en estas tierras que son improductivas, voy a incursionar en la agricultura”, le dijo. Y el padre, no tuvo opción que dejar que su hija emprenda esto. 

Un capullo de algodón, del lote de la familia Rodich en Las Garcitas

No fue fácil, porque en seis años de estar improductivas, los predios se llenaron de aromitos, o espinillo blanco, y había que sacarlos y trabajar la tierra. “Con mucho esfuerzo lo hicimos”.

DESPUES  DE SEIS AÑOS

Hoy, después de 6 años volvimos a confiar y apostar al cultivo de algodón, hoy volvimos a nuestros orígenes. Familia netamente algodonera, señala. Pero no fue fácil retomar la tarea de productora: “Yo siempre recalco que el productor, lo último que pierde son las esperanzas. Es un ejemplo como apuesta una y otra vez al campo!!

Don Jorge Rodich, hijo de un productor algodonero. Sembro hasta el 2013 y ahora en esta campaña su hija Alicia sigue sus pasos.

Puede perder todo en una campaña… pero para la próxima ya está sembrando nuevo cultivo, nuevas esperanzas, nuevas expectativas, nuevos sacrificios. Es así, y te lo digo con una emoción profunda”, comenta.

El lote, fue implantado el 17 de octubre del año pasado, justo el día cuando su abyelo Pedro hubiera cumplido años. La variedad de semilla csembrada es Nuopal y DP1238

UN REGALO PARA EL CORAZON

Alicia contó a AGROPERFILES una anécdota de familia: su padre Jorge, viene de una familia algodonera por tradición. Su padre Pedro Rodich(bisabuelo de Alicia) ganó el segundo premio algodonero de la campaña 1914-1915, otorgado por el Museo Agrícola de la Sociedad Rural Argentina. Al dejar el cultivo, por el cual llegó a sembrar 800 hectáreas pero por el clima perdió todo. Así, don Jorge, sentía pena cada vez que le tocaba andar por estos lotes, llenos de malezas y de aromos.

Poco tiempo después, a don Jorge Rodich le aconsejan un tratamiento médico y su vida de compromiso con el campo, la familia entiende que es una cuestión prioritaria.

Alicia, pensó para si misma: “Voy a sembrar algodón, le voy a dar el gusto a mi papucho, cueste lo que me cueste”. Y lo hizo.

Una tarde de enero, cuenta su esposa Estela, al pasar por esos lotes que antes estaban taponados de malezas y arbustos, había algodón, sembrado por su hija. Don Jorge se emocionó hasta las lágrimas.

“Eso le hizo muy bien anímicamente, y ahora se lo ve sonriente, optimista, porque estamos siguiendo la tradición algodonera”, dice la ingeniera agrónoma y agricultura Alicia.

EL APOYO FAMILIAR

“Sin el apoyo de mi marido Guillermo Codutti y mis hijos Bautista y Esteban, no podría seguir firme en esta tarea.  Me pierdo reuniones de la escuela, jardín, cumpleaños,  pero ésto es el campo. No hay domingo ni feriados. Pero hoy estoy cosechando mis esfuerzos, miedos, expectativas esperanzas y no me quedan dudas que todo esfuerzo tiene sus frutos”, dice.

NO SOLO ALGODON

Pero no solo algodón hizo Alicia, sino también soja. De la mano de una mujer, se van recuperando lotes improductivos, pasando a ser campos dedicados a lo que hace muchos años eran: agrícolas, tema que merece un capítulo aparte en este sitio de AgroPerfiles.


 

 

 

3 thoughts on “DE LA MANO DE UNA MUJER, VUELVE EL ALGODON AL DEPARTAMENTO SARGENTO CABRAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas