Principal 

MANIATARON A UN PRODUCTOR Y LE ROBARON SU CAMIONETA

Un productor agrícola de la localidad de Napenay, Chaco, fue víctima de un ataque junto a su esposa a quienes los delincuentes los maniataron, le robaron dinero –más de 100.000 pesos y se marcharon a bordo de su camioneta Toyota Hilux que tomaron del galpón.

El hecho ocurrió en la madrugada del domingo último,  cuando en la casa del productor Alberto Suarez, de 69 años de edad,  ingresaron dos sujetos, uno menor de edad y el otro de 39 años, quienes atacaron al dueño de casa y a su esposa bajo amenazas de golpearlos con una barreta de hierro.

Así, fueron maniatados, y le robaron alrededor de 110.000 pesos según el informe policial.

Pero no conforme con esto, los delincuentes, presuntamente un sujeto de 39 años tomó las llaves de la camioneta marca Toyota Hilux del agricultor que estaba en el galpón y se retiraron en el vehículo profiriendo amenazas que no los denunciara caso contrario volverían para tomar represalias.

El principal sospechoso del ataque habría sido un sujeto que días atrás estuvo trabajando con el productor y por ende conocía algunos aspectos de la casa del productor.

Ayer, productores agropecuarios de la zona pidieron a las autoridades del Ministerio de Seguridad que tomen cartas en el asunto ante hechos de estas características.

APARECIO EN RESISTENCIA LA CAMIONETA

En la jornada del domingo, la camioneta robada en Napenay apareció a casi 200 kilómetros del lugar donde se produjo el ataque.

Según se supo, la Dirección de Drogas de la Provincia luego de un seguimiento logró establecer que la camioneta robada había pasado el peaje de Makalle en horas de la madrugada y que estaba oculta en la ciudad de Resistencia, más precisamente en cercanías del Acceso Norte.

Una comisión policial fue al lugar y determinó que una de las camionetas estacionadas en el lugar respondía a la que fue robada en Napenay.

Los efectivos policiales se acercaron al vehículo que estaba en movimiento pero en ese momento se baja un sujeto de la camioneta y enfrentó a una de las oficiales a golpes de puño, logrando el agresor escaparse en otra camioneta que había estacionada en el lugar .

La verificación de la camioneta que quedó en el lugar, dio que se trataba del rodado con dominio JHG 500, marca Toyota color blanca, que coinciden  con el vehículo sustraído en Napenay.

(Foto de portada, a modo ilustrativo)

Temas relacionados

Leave a Comment