Empresariales Principal 

LA MAQUINARIA AL SERVICIO DEL ALGODÓN

En las economías regionales, la mecanización de las labores y el uso de equipos de alta tecnología son fundamentales para optimizar el negocio. La biotecnología y el conocimiento de los productores permitieron que los rendimientos se multiplicaran en las últimas décadas y se pusiera cada vez más foco en las producciones sustentables. Pero las ventanas de trabajo son muy limitadas y la demanda de mano de obra suele ser muy alta y no siempre se llega a cubrir con la oferta local. En el caso del algodón, el uso de maquinaria específica colabora en optimizar los tiempos, preservar la calidad de la cosecha y reducir los costos.

UNA EMPRESA ARGENTINA

Grúas San Blas es una empresa de capital nacional que tiene fuerte compromiso con las producciones regionales. Hace 15 años abrió la Sucursal Misiones como parte de su plan de expansión para cubrir el mercado de la región del NEA con minicargadoras, manipuladores telescópicos, y autoelevadores. En un principio, se atendió a todas las necesidades de maquinarias de la industria de la construcción con cargadores Bobcat y manipuladores telescópicos para elevación, entre otros equipos.

“Al estar en contacto con productores y empresarios de diversas áreas del NEA percibimos que nuestros equipos podían brindar un gran aporte a la industria del algodón”, señaló Ariel Demichele, gerente sucursal Misiones de Grúas San Blas S.A, “y no nos equivocamos. Hoy los manipuladores telescópicos juegan un rol fundamental en la poscosecha”.

LA IMPORTANCIA DEL MANIPULADOR TELESCOPICO

El Manipulador telescópico permite que los desmontadores puedan trasladar fácilmente los rollos de  algodón sin dañarlos. Tiene pinches especialmente diseñados para atravesar el medio del rollo de algodón -que es su estado húmedo pesa entre 2800 y 2900kg- y bajarlo del camión en la desmotadora. Son equipos Manitou MTX 732, que desplazan su pluma hasta 7 metros y tienen una capacidad inicial de 3200kg, lo que les permite trabajar en todo el sistema de la cosecha del algodón. Cuentan con tracción 4×4, y son versátiles y rápidos. Tienen cabinas ergonómicas y una palanca monocomando limita la fatiga gracias a la ubicación estratégica de los mandos.

“La adopción de estos equipos fue muy rápida por todas estas ventajas, que se traducen en una alta eficiencia en todo el sistema” agregó Demichele, “hoy tenemos 80 manipuladores trabajando en la industria del algodón en Chaco”.

EN SAENZ PEÑA

Actualmente, bajo la circunstancia de pandemia, Grúas San Blas tiene un taller permanente en la localidad de Roque Saénz Peña, en el cual sus técnicos atienden a todas las máquinas directamente para evitar paradas en las actividades.

Temas relacionados

Leave a Comment