EL DRAMA DE LAS PULVERIZACIONES CON HERBICIDAS HORMONALES SIGUEN AFECTANDO LOS ALGODONALES

El uso indiscriminado, sin controles oficiales y con total irresponsabilidad de productos hormonales en épocas no habilitadas, está poniendo en jaque a varios lotes de algodón. A lo sucedido con el productor Nicolas Uzelak en Los Frentones que perdió más de 1.500 hectáreas por efecto de la deriva de un producto que podría ser 2.4D, se suma el de un productor de Sachayoj, provincia de Santiago del Estero.

El reporte lo hizo al Grupo de AGROPERFILES el ingeniero agrónomo Martín Canteros, quien contó que el lote de unas 100 hectáreas será destruido porque no tiene posibilidades de recuperarse, dado que el algodonal afectado no tiene ningun pimpollo. En condiciones normales, cada planta debería tener entre 5  y 7 pimpollos. 

Canteros explicó que este lote tiene 170 mm de lluvia después que encontramos los rastros de daño por hormonal, lo cual marca el grado de afectación. “No se ha hecho denuncia porque sería inconducente teniendo en cuenta las caracteristicas de laboreo que tiene el productor vecino que suponemos hizo la fumigación utilizando estos productos”, dijo.

En tanto, otros técnicos señalaron a este portal que en todos los casos son derivas del 2.4 D, Dicamba, Picloram y otros productos, que se producen por efecto del aire ascendente por temperatura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.