Destacado Mercados 

ALGARROBAS POR CACAO: LA GRAN OPORTUNIDAD DE LA CHAUCHA

La fruta del algarrobo, de la cual mucho se ha hablado en el Chaco, tiene una oportunidad de introducirse en el mercado mundial, ante la caída de la producción del cacao.

Ante una fuerte caída mundial de la producción de cacao, esta leguminosa propia del norte argentino resurge ante la oportunidad de abastecer la gran demanda.

algarroba-algarrobo-05De acuerdo con los especialistas, el gran desafío al que se enfrentan los productores es encontrar nuevos nichos en el mercado para colocar aquellos productos menos tradicionales, como la algarroba, señala un articulo publicado por infocampo. Esta leguminosa obtenida en el norte argentino presenta numerosas ventajas que le permitirían cubrir la gran demanda internacional que el cacao, en plena baja productiva, no puede abastecer.

El aporte del INTA para potenciar el cultivo.
Lograr la apertura y el acceso a nuevos mercados requiere comprender los nuevos desafíos que están teniendo lugar a escala internacional. En esta línea, Olivier Antoine –investigador del Instituto Francés de Geopolítica (IFG) en la Universidad Paris– en una reciente disertación en la Fundación ArgenINTA aseguró que “ante la fuerte caída de la producción mundial de cacao, la algarroba argentina tiene una oportunidad única para cubrir la alta demanda internacional de chocolates”.
Y agregó: “Hay una tendencia mundial hacia el consumo de alimentos de calidad y origen orgánico, como así también hacia productos inocuos que garanticen un equilibrio nutricional”. Este contexto favorece ampliamente a los cultivos como la quinua, la chía y la algarroba.
De acuerdo con los técnicos del INTA, la algarroba es una leguminosa de un sabor muy similar al chocolate que, a partir del secado y molienda de las vainas, se obtiene la harina que permite elaborar todo tipo de panificados –panes, tortas y budines–.
Algunos van más allá y, a partir de los conocimientos obtenidos en las capacitaciones del INTA, logran productos más innovadores como bombones, alfajores, café o cacao de algarroba.
Se trata de un alimento poco tradicional que se destaca por su alto contenido en hidratos de carbono y proteínas, y es muy bajo en grasas. Fruto del algarrobo, árbol tradicional del norte del país, es un producto noble, apto para celíacos –no posee gluten– y diabéticos –con azúcares de disponibilidad lenta–.

Temas relacionados

Leave a Comment